viernes, 28 de agosto de 2009

Imagina que se ha producido una revolución en tu cartera

Un día oí* en mi cartera algunas voces. Mis materiales del colegio estaban discutiendo.

-Yo soy el mejor- decía mi lápiz-. Sin mí nadie podría expresarse por escrito.


-¿Y yo qué?- dijo el "boli"-. Yo tambien* escribo.

-Pero a mí me pueden borrar si se confunden.

Y empezaron a discutir para ver quién era el mejor. Después, las discursiones* se combirtieron* en peleas.

El lápiz escupía minas, pero se le acabaron.

El "boli" escupía tinta, y le pasó lo mismo.

El sacapuntas pelaba a las pinturas y éstas gritaban. La goma borraba lo escrito en el cuaderno, y las tijeras rompían a trocitos todo lo que veían.

Entonces, abrí la mochila y vi todo como si no huviera* pasado nada.

El pegamento y el celo lo habían arreglado todo:

Pinturas en el estuche, cuadernos en la carpeta...

-¿Ves? Tu* y yo somos los mejores- le dijo el pegamento al celo-.

Caminantilla, 10 años.

*Faltas de ortografía del texto original.

Ilusión

Está allí. Es una ilusión. Es tu ilusión. Es una luz que ilumina tus días; lejana, es verdad, pero poderosa. Es una lámpara como una estrella, una de esas con muchos cristales que tintinean como campanillas, reflejando la luz blanca en todas direcciones y rompiéndola en pedazos de color que dibujan tu vida con alegres trazos...
Tú, sumido en lo oscuro de la existencia , caminas hacia ella, abriéndote paso entre los días que la separan de ti, sin fijar tu vista en otra cosa que no sea ese punto lejano y brillante que cada vez se acerca más, crece más...
Hasta que llegas a él.
¡Puedes tocarlo! Está al alcance de tus dedos; esa lámpara, esa luz, esa ilusión por la cual has vivido, en la que has basado tu razón de existir, está ahora al alcance de tu mano. Es tan bella, tan hermosa...
Es tan como un sueño que apenas te das cuenta de que está ahí, hasta que pasas de largo y te alumbra la espalda y ves tu negra sombra proyectada sobre el camino que recorres... Miras atrás pero la luz se aleja: intentas atraparla, pero se ha ido.
¡Se ha marchado, dejándote por único regalo una oscura sombra! ¡Pero si ni siquiera te ha dado tiempo de disfrutarla, de admirarla! ¡Pero si era tu ilusión, tu sostén! ¿Cómo es que ya ha pasado? ¿Qué será ahora de tu vida?
No te preocupes, pronto encontrarás otra de esas luces.
Pero esta vez procura llevar contigo cada uno de sus brillos, no perderte uno solo de sus trazos de arco iris.
¡No te quedes solo con tu sombra!

lunes, 10 de agosto de 2009

No sabía cómo, pero de repente estaba metida en...

...el cuerpo de una persona. Creí que estaba soñando, pero no. Entonces inspeccione* el interior del cuerpo. Había un montón de aparatos húmedos y asquerosos. ¿Eh? ¿Que* oigo? ¡Oh, no! ¡La persona se ha metido algo a la boca! ¡Lo está tragando! Entoces caí para abajo y atravesé lo que yo creía que era el esófago. Me encontré en una habitación y, de repente empezó a salir una especie de líquido ácido y caliente de las paredes de la habitación. Intenté escapar pero todo estaba cerrado. Me encontraba en el estómago. Entonces se abrió una puerta y pude escapar por un pasillo larguísimo que era como un laberito. No sabía por dónde ir. El pasillo subía, bajaba, bajaba, subía. Ví* a lo lejos la comida, ya convertida en una pasta asquerosa, que rodaba hacia mí. La comida me empujó y me empujó hasta que caí por un agujero ¡Estaba libre! Aunque no muy limpia, claro. Estaba cubierta de excrementos.

Caminantilla, 10 años


*Faltas de ortografía del texto original.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...